BLOG DE RAÍZ SEFARDÍ


RE'É - LA PARASHÁ

 

Esta Parashá Fue Preparada por ABA-EYBO


29 de Agosto 2016 - 25  Av 5776



PARASHAT RE’E

Deuteronomio 11:26-16:17


DEDICADA A LA MEMORIA Y PARA MÉRITO DE:
Sarah Imenu - Rivkah, Rajel, Leah, (כריסטינה מרים דה בלר), Rajel Savua de Akiva;
Ruti Sarah Bat Simja, Ha’Rav Ha’Mekubal R. Mordejai Sharabi;
Rabi Akiva Ben Yosef, Jeannette Agustin San Juan, Fortune Agustin,
Filomena Agustin de San Juan (T’vila / Fila), Federmo San Juan, Aba Mevoyan Beler, Rajel Mazouz
Claudio Alfredo Beler San Juan; Suthiani Bat Imashela, Endang Supriani (Ani) Bat Suthiani, (סוג'ונטו בן סופריו) ; ( אבא סופריו) , Rabbi Ya’akov Abujatseira, R. Israel Abujatzeira, Baba Salí
(כל הזקנים בדורותיהם, מצד אבי, ובצד אמי); Chaya Mushka Schneersohn
Y de todos los Anusím de la casa de Israel; Jean-Baptiste Alvares
ז'אן בטיסט אלבארס , רבי שלמה לוריא, מהרש״ל
Jean Baptiste Louis Agustin Rodrigué Alvares, Rav Dov Ber de Lubavitch

אורינו ז'אן בטיסט אלבארס;
Eli Ha’Kohen, Pinjás Ve’Ikavod Ha’Kohen. Abayé Ha’Kohen, El Rebbe de Lubavitch,
Menajem Mendel Shnirsohn Zt”L; Yehuda Ha’Jasid, e Israel Meir KaGan el Jafets Ha’Jaim.
-
Le Refua Shelemá Para David Ben Messodí

-

CONTENIDO DE LA PARASHÁ



Deuteronomio 11:26-16:17

-

RESUMEN DE LA PARASHAT REÉ


La palabra Reé significa “Vea o Vean, Mira o Miren”. Ya que así comienza esta Sidra en hebreo, “Miren he aquí Yo les presento la bendición y la maldición ..” Esta parashá es la porción semanal de la Torá más larga del libro de Deuteronomio; pero no de toda  la Torá. Ésta se compone de 7.442 letras hebreas, 1.932 palabras hebreas, y 126 versos, y pueden ocupar alrededor de 258 líneas en el rollo de la Torá (סֵפֶר תּוֹרָה, Sefer Torá).


Los  Judíos  en  general, lo leen en agosto o a principios de septiembre. En esta parashá en Deuteronomio 15: 19-16: 17, se nos habla de las tres fiestas de peregrinación (שלוש רגלים, Shalosh Regalim).  


En esta parashá, se puso delante de los hijos de Israel la posibilidad de elegir entre la bendición y la maldición. Moisés instruyó a los israelitas en las leyes que debían observar, incluyendo la ley de un solo lugar centralizado de culto (Jerusalem fue el lugar escogido por el Eterno). 


Moisés advirtió en contra de seguir a otros dioses y sus profetas y estableció las leyes de kashrut (alimentación Casher), diezmos, el año sabático, el esclavo hebreo, animales primogénitos, y las tres fiestas de peregrinación (la Pascuas; Shavuot o Pentecostés o Festival de las Semanas; y Sukot o Fiesta de las Cabañas o Tabernáculos).


Y en la haftará nos dice el Eterno que Él está en control de las herramientas creadas en el universos, ya sean para labrar o un instrumento de destrucción como son las armas de fuego; por lo tanto, Él nos asegura así con las palabras siguientes: “Toda arma fabricada contra ti, no funcionará; y tú condenarás toda lengua que se levantare contra ti en juicio. Ésta es la heredad de los siervos del Eterno, y su justicia viene de mí, dijo el Eterno.” 



LECTURA DE LA TORA


BENDICIONES PARA ANTES DE LEER LA TORÁ


רְאֵה

Deuteronomio Capítulo 11:26-31


Primera Aliá - Deuteronomio 11: 26-12: 10

En la primera Aliá, Moisés les dijo a los israelitas que les presentaba la bendición y la maldición: bendición si obedecían los mandamientos de Dios y maldición si no obedecían y se volvían para seguir a otros dioses. Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la Aliá, Moisés indicó que cuando Dios los trajera a la tierra, debían pronunciar las bendiciones en el monte Gerizim y las maldiciones en el monte Ebal. Moisés instruyó a los israelitas en las leyes que debían observar en la tierra: Debían destruir todos los lugares en los que los residentes adoraban a sus dioses. No debían adorar a Dios como los habitantes de la tierra habían adorado a sus dioses, sino mirar únicamente al lugar que Dios elegiría. Allí debían llevar sus ofrendas y banquetear ante Dios, felices en todas las bendiciones de Dios. La primera Aliá termina con Deuteronomio 12:10.

LECTURA 1

(כו)  Miren, he aquí yo pongo hoy delante de ustedes bendición y maldición: (כז) La bendición, si escuchan los mandamientos del Eterno su  Dios, que yo les prescribo hoy; (כח) Y la maldición, si no escuchan los mandamientos del Eterno su Dios, y se apartaren del camino que yo les ordeno hoy, para ir en pos de dioses ajenos que no han conocido. (כט) Y será que, cuando el Eterno tu Dios te introdujere en la tierra a la cual vas para poseerla, pondrás la bendición sobre el monte Guerizim, y la maldición sobre el monte Ebal: (ל) Los cuales están de la otra parte del Jordán, tras el camino del occidente en la tierra del Cananeo, que habita en la campiña delante de Guilgal, junto á los llanos de Moreh. 


(לא) Porque ustedes pasan el Jordán, para ir a poseer la tierra que les da el Eterno su Dios; y la poseerán, y habitarán en ella.  (לב) Se cuidarán, pues, para poner por obra todos los estatutos y los derechos que yo presento hoy delante de ustedes.   


Deuteronomio Capítulo 12:1 - 32

(א) Estos son los estatutos y decretos que ustedes observarán en la tierra que el Eterno, Dios de tus padres te ha dado para que la poseas, todos los días que ustedes vivieren sobre la tierra.  (ב) Destruirán completamente todos los lugares en donde las gentes que ustedes desposeerán sirvieron a sus dioses, sobre los montes altos, y sobre los collados, y debajo de todo árbol espeso:  (ג) Y derribarán sus altares, y quebrarán sus imágenes, y sus asherim consumirán con fuego: y destruirán las esculturas de sus dioses, y extirparán el nombre de ellas de aquel lugar. 

(ד) No harán así al Eterno su Dios. (ה) Mas el lugar que el Eterno su Dios escogiere de todas sus tribus, para poner allí su nombre para su habitación, ése lugar buscarán, y allá irán: (ו) Y allí llevarán sus holocaustos, y sus sacrificios, y sus diezmos, y la ofrenda elevada de sus manos, y sus votos, y sus ofrendas voluntarias, y los primerizos de sus vacas y de sus ovejas: (ז) Y comerán allí delante del Eterno su Dios, y se alegrarán, ustedes y sus familias, en toda obra de sus manos en que el Eterno tu Dios te hubiere bendecido.

(ח) No harán allí como todo lo que nosotros hacemos aquí ahora, cada uno lo que le parece,  (ט) Porque aun hasta ahora no han entrado al reposo y a la heredad que les da el Eterno su Dios. (י) Mas pasarán el Jordán, y habitarán en la tierra que el Eterno su Dios les hace heredar, y Él les dará reposo de todos sus enemigos alrededor, y habitarán seguros.



Segunda Aliá - Deuteronomio 12: 11-28

En la segunda Aliá, Moisés advirtió a los israelitas que no sacrificaran holocaustos en ningún lugar, sino solo en el lugar que Dios elegiría. Pero cuando quisieran, podían sacrificar y comer carne en cualquiera de sus asentamientos, siempre que no consumieran la sangre, que debían verter en el suelo. Sin embargo, no debían consumir en sus asentamientos sus diezmos, primicias, ofrendas de votos, ofrendas voluntarias o contribuciones; estos debían consumir junto con sus hijos, esclavos y levitas locales en el lugar que Dios eligiera. Una porción cerrada termina con Deuteronomio 12:19.

En la continuación de la Aliá, Moisés dejó en claro que incluso cuando Dios les dio a los israelitas más tierra, ellos podían comer carne en sus asentamientos, siempre y cuando no consumieran la sangre, y siempre que llevaran sus ofrendas al lugar que Dios les mostraría. La segunda Aliá y una porción cerrada terminan con Deuteronomio 12:28.

LECTURA 2

(יא) Y al lugar que el Eterno su Dios escogiere para hacer habitar en él su nombre, allí llevarán todas las cosas que yo les mando: sus holocaustos, y sus sacrificios, sus diezmos, y las ofrendas elevadas de sus manos, y todo lo escogido de sus votos que hubieren prometido al Eterno; (יב) Y se alegrarán delante del Eterno su Dios, ustedes, y sus hijos, y sus hijas, y sus siervos, y sus siervas, y el Levita que estuviere en sus poblaciones: por cuanto no tiene parte ni heredad con ustedes.

(יג) Guárdate, que no ofrezcas tus holocaustos en cualquier lugar en que vieres; (יד) Mas en el lugar que el Eterno escogiere, en una de tus tribus, allí ofrecerás tus holocaustos, y allí harás todo lo que yo te mando. (טו)  Con todo, podrás matar y comer carne en todas tus poblaciones conforme al deseo de tu alma, según la bendición del Eterno tu Dios que Él te habrá dado: el inmundo y el limpio la comerá, como la de corzo o de ciervo: (טז) Salvo que sangre no comerán; sobre la tierra la derramarán como agua.

(יז) Ni podrás comer en tus poblaciones el diezmo de tu grano, o de tu vino, o de tu aceite, ni los primerizos de tus vacas, ni de tus ovejas, ni tus votos que prometieres, ni tus ofrendas voluntarias, ni las elevadas ofrendas de tus manos: (יח) Mas delante del Eterno tu Dios las comerás, en el lugar que el Eterno tu Dios hubiere escogido, tú, y tu hijo, y tu hija, y tu siervo, y tu sierva, y el Levita que está en tus poblaciones: y te has de alegrar delante del Eterno tu Dios en toda obra de tus manos.

(יט) Ten cuidado de no desamparar al Levita en todos tus días sobre tu tierra. (כ) Cuando el Eterno tu Dios ensanchare tu término, como Él te ha dicho, y tú dijeres: Comeré carne, porque deseó tu alma comerla, conforme a todo el deseo de tu alma comerás carne. (כא) Cuando estuviere lejos de ti el lugar que el Eterno tu Dios habrá escogido, para poner allí su nombre, matarás de tus vacas y de tus ovejas, que el Eterno te hubiere dado, como te he mandado yo, y comerás en tus puertas según todo lo que deseare tu alma.

(כב)  Lo mismo que se come el corzo y el ciervo, así las comerás: el inmundo y el limpio comerán también de ellas. (כג) Solamente que te esfuerces a no comer sangre: porque la sangre es el alma; y no has de comer el alma juntamente con su carne. (כד) No la comerás: en tierra la derramarás como agua.  (כה) No comerás de ella; para que te vaya bien á ti, y á tus hijos después de ti, cuando hicieres lo recto en ojos del Eterno.
(כו) Empero las cosas que tuvieres tú consagradas, y tus votos, las tomarás, y vendrás al lugar que el Eterno hubiere escogido. (כז) Y ofrecerás tus holocaustos, la carne y la sangre, sobre el altar del Eterno tu Dios: y la sangre de tus sacrificios será derramada sobre el altar del Eterno tu Dios, y comerás la carne.

(כח) Guarda y escucha todas estas palabras que yo te mando, para que te vaya bien á ti y á tus hijos después de ti para siempre, cuando hicieres lo bueno y lo recto en los ojos del Eterno tu Dios.



Tercera Aliá - Deuteronomio 12: 29-13: 19

En la tercera Aliá, Moisés les advirtió que no se dejaran engañar por los caminos de los habitantes de la tierra y que no indagaran sobre sus dioses, ya que los habitantes realizaban para sus dioses todos los actos abominables que Dios detestaba, incluso ofreciendo a sus hijos e hijas en fuego a sus dioses. Moisés advirtió a los israelitas cuidadosamente que observaran solo lo que les ordenó, sin agregar ni quitar. La primera parte abierta termina aquí.

En la continuación de la Aliá, Moisés instruyó que si un profeta (nabhi, נבָיִא) aparecía ante los israelitas y les daba una señal o un presagio y los instaba a adorar a otro dios, incluso si la señal o el presagio se cumplían, no eran para escuchar las palabras de ese profeta, pero dar muerte al ofensor. Aquí termina una parte cerrada.

En una continuación adicional de la Aliá, Moisés instruyó que si un hermano, hijo, hija, esposa o amigo íntimo incitaba a uno en secreto a adorar a otros dioses, los israelitas no debían mostrar piedad, sino que apedrearan hasta la muerte al ofensor. Aquí termina otra parte cerrada.

Y a medida que continúa la Aliá, Moisés instruyó que si los israelitas escuchaban que algunos sinvergüenzas habían subvertido a los habitantes de una ciudad para adorar a otros dioses, los israelitas debían investigar a fondo, y si lo encontraban cierto, debían destruir a los habitantes y al pueblo. ganado de ese pueblo, quemando el pueblo y todo lo que hay en él. No debían reconstruir en el sitio. La tercera Aliá y una parte cerrada terminan aquí con el final del capítulo.

LECTURA 3

(כט) Cuando hubiere devastado delante de ti el Eterno tu Dios las naciones á donde tú vas para poseerlas,  y las heredares,  y habitares  en  su tierra, (ל) Guárdate que no tropieces en pos de ellas, después de que fueren destruídas delante de ti: no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas gentes á sus dioses, así haré yo también. 


(לא) No harás así al Eterno tu Dios; porque todo lo que el Eterno aborrece, hicieron ellos á sus dioses; pues aun á sus hijos é hijas quemaban en el fuego á sus dioses.



Deuteronomio Capítulo 13:1 - 18 


(א) Se Cuidarán para hacer todo lo que yo les mando: no añadirás á ello, ni quitarás de ello. (ב) Cuando se levantare en medio de ti profeta, ó soñador de sueños, y te diere señal ó prodigio,  (ג) Y acaeciere la señal ó prodigio que él te dijo, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; (ד) No darás oído á las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños: porque el Eterno su Dios los prueba, para saber si aman al Eterno su Dios con todo su corazón, y con toda su alma.

(ה) En pos del Eterno su Dios andarán, y a Él temerán, y guardarán sus mandamientos, y escucharán su voz, y a Él servirán, y a Él se pegarán. (ו) Y el tal profeta o soñador de sueños, ha de ser muerto; por cuanto trató de rebelión contra el Eterno su Dios, que te sacó de tierra de Egipto, y te rescató de casa de siervos, y de echarte del camino por el cual el Eterno tu Dios te mandó que anduvieres: y así quitarás el mal de en medio de ti.

(ז) Cuando te incitare tu hermano, hijo de tu madre, ó tu hijo, ó tu hija, ó la mujer de tu seno, ó tu amigo que sea como tu alma, diciendo en secreto: Vamos y sirvamos á dioses ajenos, que ni tú ni tus padres conocieron , (ח) De los dioses de los pueblos que están en sus alrededores cercanos á ti, ó lejos de ti, desde un cabo de la tierra hasta el otro cabo de ella; (ט) No consentirás con él, ni le darás oído; ni tu ojo le perdonará, ni tendrás compasión, ni lo encubrirás: (י) Antes has de matarlo; tu mano estará primero sobre él para matarlo, y después la mano de todo el pueblo. (יא) Y has de apedrearlo con piedras, y morirá; por cuanto procuró apartarte del Eterno tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de siervos: (יב) Para que todo Israel oiga, y tema, y no tornen á hacer cosa semejante á esta mala cosa en medio de ti. (יג) Cuando oyeres de alguna de tus ciudades que el Eterno tu Dios te da para que mores en ellas, que se dice: (יד) Hombres, hijos de impiedad, han salido de en medio de ti, que han instigado á los moradores de su ciudad, diciendo: Vamos y sirvamos á dioses ajenos, que ustedes no conocieron;

(טו) Tú inquirirás, y buscarás, y preguntarás con diligencia; y si pareciere verdad, cosa cierta, que tal abominación se hizo en medio de ti, (טז) Irremisiblemente herirás á filo de espada los moradores de aquella ciudad, destruyéndola con todo lo que en ella hubiere, y también sus bestias á filo de espada. (יז) Y juntarás todo el despojo de ella en medio de su plaza, y consumirás con fuego la ciudad y todo su despojo, todo ello, al Eterno tu Dios: y será un montón para siempre: nunca más se edificará. (יח) Y no se pegará algo á tu mano del anatema; para que el Eterno se aparte del furor de su ira, y te dé mercedes, y  tenga  misericordia de ti, y te multiplique, como lo juró á tus padres, (יט) Cuando obedecieres á la voz del Eterno tu Dios, guardando todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, para hacer lo recto en ojos del Eterno tu Dios.






Deuteronomio Capítulo 14:1 - 29  

Cuarta Aliá - Deuteronomio 14: 1–21

En la cuarta Aliá, Moisés prohibió a los israelitas cortarse o afeitarse la parte delantera de la cabeza a causa de los muertos. Una porción cerrada termina con Deuteronomio 14: 2.

En la continuación de la Aliá, Moisés prohibió a los israelitas comer cualquier cosa aborrecible. Entre los animales terrestres, podían comer bueyes, ovejas, cabras, ciervos, gacelas, corzos, cabras montesas, cabras montesas, antílopes, ovejas montesas y cualquier otro animal que tenga pezuñas verdaderas partidas en dos y rumia. Pero los israelitas no debían comer ni tocar los cadáveres de camellos, liebres, damanes o cerdos. Aquí termina una parte cerrada.

En la siguiente parte de la Aliá, Moisés instruyó que de los animales que viven en el agua, los israelitas podían comer cualquier cosa que tuviera aletas y escamas, pero nada más. Aquí termina otra parte cerrada.

Mientras continúa la Aliá, Moisés instruyó que los israelitas podían comer cualquier ave limpia, pero no podían comer águila, buitre, buitre negro, milano, halcón, ratonero, cuervo, avestruz, halcón nocturno, gaviota, halcón, búho, pelícano, avutarda, cormorán, cigüeña, garza, abubilla o murciélago. No podían comer ningún enjambre de cosas aladas. No podían comer nada que hubiera muerto de muerte natural, pero podían dárselo a un extraño o vendérselo a un extranjero. No podían hervir a un niño en la leche materna. La cuarta Aliá y la segunda parte abierta terminan aquí.

LECTURA 4

(א) Hijos son ustedes del Eterno su Dios: no se sajarán, ni pondrán calva sobre sus ojos por un muerto; (ב) Porque tú eres pueblo santo al Eterno tu Dios, y el Eterno te ha escogido para que le seas un pueblo singular de entre todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra. (ג) Nada abominable comerás. (ד) Estos son los animales que comerán: el buey, la oveja, y la cabra, (ה) El ciervo, el corzo, y el búfalo, y el cabrío salvaje, y el unicornio, y buey salvaje, y cabra montés.

(ו) Y todo animal de pezuñas, que tiene hendidura de dos uñas, y que rumiare entre los animales, ese comerán.  (ז) Empero estos no comerán de los que rumian, ó tienen uña hendida: el camello, y la liebre, y conejo, porque rumian, mas no tienen uña hendida, les serán inmundos; (ח) Ni puerco: porque tiene uña hendida, mas no rumia, les será inmundo. De la carne de éstos no comerán, ni tocarán sus cuerpos muertos. (ט) Esto comerán, de todo lo que está en el agua: todo lo que tiene aleta y escama comerán; (י) Mas todo lo que no tuviere aleta y escama, no comerán: inmundo les será. 

(יא) Toda ave limpia comerán. (יב) Y estas son de las que no comerán: el águila, y el azor, y el esmerejón, (יג) Y el ixio, y el buitre, y el milano según su especie, (יד) Y todo cuervo según su especie, (טו) Y el búho, y la lechuza, y el cuclillo, y el halcón según su especie, (טז) Y el herodión, y el cisne, y el ibis,  (יז) Y el somormujo, y el calamón, y el corvejón, (יח) Y la cigüeña, y la garza según su especie, y la abubilla, y el murciélago.  (יט) Y todo reptil alado les será inmundo: no se comerá.  (כ) Toda ave limpia comerán. (כא) Ninguna cosa mortecina comerán: al extranjero que está en tus poblaciones se la darás, y él la comerá: o véndela al extranjero; porque tú eres pueblo santo al Eterno tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.


Quinta Aliá - Deuteronomio 14: 22-29


En la quinta Aliá, Moisés instruyó que los israelitas apartaran cada año una décima parte de su cosecha. Debían consumir los diezmos de su grano nuevo, vino y aceite, y las primicias de sus vacas y rebaños, en la presencia de Dios en el lugar que Dios escogiera. Si la distancia hasta ese lugar era demasiado grande, podían convertir los diezmos o las primicias en dinero, llevar las ganancias al lugar que Dios había elegido, gastar el dinero y festejar allí. No debían descuidar al levita en su comunidad, porque los levitas no tenían una porción hereditaria de tierra. Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la Aliá, Moisés instruyó que cada tres años, los israelitas debían tomar el diezmo completo, pero dejarlo en sus asentamientos, y el levita, el prosélito, el huérfano y la viuda de sus asentamientos podían venir y comer. . La quinta Aliá y una parte cerrada terminan aquí con el final del capítulo.


LECTURA 5


(כב) Indispensablemente diezmarás todo el producto de tu simiente, que rindiere el campo cada un año.
(כג) Y comerás delante del Eterno tu Dios en el lugar que él escogiere para hacer habitar allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino, y de tu aceite, y los primerizos de tus manadas, y de tus ganados, para que aprendas á temer al Eterno tu Dios todos los días.  (כד) Y si el camino fuere tan largo que tú no puedas llevarlo por él, por estar lejos de ti el lugar que el Eterno tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando el Eterno tu Dios te bendijere, (כה) Entonces has de venderlo, y atarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que el Eterno tu Dios escogiere; (כו) Y darás el dinero por todo lo que deseare tu alma, por vacas, ó por ovejas, ó por vino, ó por sidra, ó por cualquier cosa que tu alma te demandare: y comerás allí delante del Eterno tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia.

(כז) Y no desampararás al Levita que habitare en tus poblaciones; porque no tiene parte ni heredad contigo. (כח) Al cabo de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades: (כט) Y vendrá el Levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, y el huérfano, y la viuda, que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que el Eterno tu Dios te bendiga en toda obra de tus manos que hicieres.


Deuteronomio Capítulo 15:1 - 23  


Sexta Aliá - Deuteronomio 15: 1–18

En la sexta Aliá, Moisés describió "la liberación del Eterno", indicando que cada séptimo año, los israelitas debían remitir las deudas de sus compañeros israelitas, aunque podían seguir castigando a los extranjeros. No habría ningún necesitado entre ellos si guardaran todas las leyes de Dios, porque Dios los bendeciría . Aquí termina una parte cerrada.

En la continuación de la Aliá, Moisés instruyó que si uno de sus parientes caía en necesidad, los israelitas no debían endurecer su corazón, sino que debían abrir sus manos y prestar lo que el pariente necesitaba. Los israelitas no debían albergar el bajo pensamiento de que se acercaba el año de la remisión y no prestar, sino que debían prestar de inmediato a sus parientes, porque a cambio Dios los bendeciría en todos sus esfuerzos. Una porción cerrada termina con Deuteronomio 15:11

En la continuación de la Aliá, Moisés instruyó que si un compañero hebreo era vendido para servidumbre, el esclavo hebreo serviría seis años y en el séptimo año quedaría libre. Cuando el amo dejaba en libertad al esclavo, el amo debía darle al ex esclavo obsequios de despedida. Si el esclavo le decía al amo que el esclavo no quería irse, el amo debía tomar un punzón y meterlo por la oreja del esclavo en la puerta, y el esclavo debía convertirse en esclavo del amo para siempre. La sexta Aliá y la tercera parte abierta terminan con Deuteronomio 15:18.

LECTURA 6

(א) Al cabo de siete años harás remisión.  (ב) Y esta es la manera de la remisión: perdonará á su deudor todo aquél que hizo empréstito de su mano, con que obligó á su prójimo: no lo demandará más á su prójimo, ó á su hermano; porque la remisión del Eterno es pregonada. (ג) Del extranjero demandarás el reintegro: mas lo que tu hermano tuviere tuyo, lo perdonará tu mano;

(ד) Para que así no haya en ti mendigo; porque el Eterno te bendecirá con abundancia en la tierra que el Eterno tu Dios te da por heredad para que la poseas,   (ה) Si empero escuchares fielmente la voz del Eterno tu Dios, para guardar y cumplir todos estos mandamientos que yo te intimo hoy. (ו) Ya que el Eterno tu Dios te habrá bendecido, como te ha dicho, prestarás entonces á muchas gentes, mas tú no tomarás prestado; y tú has de enseñorearte sobre muchas gentes, pero sobre ti no se enseñorearán. (ז) Cuando hubiere en ti menesteroso de alguno de tus hermanos en alguna de tus ciudades, en tu tierra que el Eterno tu Dios te da, no endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano á tu hermano pobre: (ח) Mas abrirás a él tu mano liberalmente, y en efecto le prestarás lo que basta, lo que hubiere menester.

(ט) Guárdate que no haya en tu corazón perverso pensamiento, diciendo: Cerca está el año séptimo (la Shemitá), el de la remisión; y tu ojo sea maligno sobre tu hermano menesteroso para no darle: que él podrá clamar contra ti al Eterno, y se te imputará á pecado. (י) Sin falta le darás, y no sea tu corazón maligno cuando le dieres: que por ello te bendecirá el Eterno tu Dios en todos tus hechos, y en todo lo que pusieres mano. (יא) Porque no faltarán menesterosos de en medio de la tierra; por eso yo te mando, diciendo: Abrirás tu mano á tu hermano, á tu pobre, y á tu menesteroso en tu tierra. (יב) Cuando se vendiere á ti tu hermano Hebreo ó Hebrea, y te hubiere servido por seis años, al séptimo año (la Shemitá) le despedirás libre de ti.

(יג) Y cuando lo despidieres libre de ti, no lo enviarás con manos vacías: (יד) Le abastecerás liberalmente de tus ovejas, de tu era, y de tu lagar; le darás de aquello en que el Eterno te hubiere bendecido. (טו) Y te acordarás que fuiste siervo en la tierra de Egipto, y que el Eterno tu Dios te rescató: por tanto yo te mando esto hoy. (טז) Y será que, si él te dijere: No saldré de contigo; porque te ama á ti y á tu casa, que le va bien contigo;  (יז) Entonces tomarás una lesna, y horadarás su oreja junto á la puerta, y será tu siervo para siempre: así también harás á tu criada.

(יח) No te parezca duro cuando le enviares libre de ti; que doblado del salario de mozo jornalero te sirvió por seis años: y el Eterno tu Dios te bendecirá en todo cuanto hicieres.



Séptima Aliá: Deuteronomio 15: 19-16: 17

En la séptima Aliá, Moisés instruyó que los israelitas debían consagrar a Dios a todos los primogénitos varones nacidos en sus rebaños y rebaños y comérselos con su familia en el lugar que Dios eligiera. Si tal animal tenía un defecto, los israelitas no debían sacrificarlo, sino comerlo en sus asentamientos, siempre que derramaran su sangre en el suelo. La cuarta parte abierta termina aquí con el capítulo.

En la continuación de la Aliá, Moisés instruyó a los israelitas a observar la Pascua, Shavuot y Sucot. Tres veces al año, en esas tres Fiestas, todos los hombres israelitas debían aparecer en el lugar que Dios eligiera, cada uno con su propio don, de acuerdo con la bendición que Dios le había otorgado. Una porción cerrada termina con la conclusión de la discusión de la Pascua en Deuteronomio 16: 8, y la quinta porción abierta termina con la conclusión de la discusión de Shavuot en Deuteronomio 16:12. 

La Aliá maftir (מפטיר) de Deuteronomio 16: 13-17 concluye la parashá con la discusión ion de Sukkot, y Deuteronomio 16:17 concluye la porción cerrada final.


(יט) Santificarás para el Eterno tu Dios todo primerizo macho que nacerá de tus vacas y de tus ovejas: no te sirvas del primerizo de tus vacas, ni trasquiles el primerizo de tus ovejas.

(כ) Delante del Eterno tu Dios los comerás cada un año, tú y tu familia, en el lugar que el Eterno escogiere. (כא) Y si hubiere en él tacha, ciego ó cojo, ó cualquiera mala falta, no lo sacrificarás al Eterno tu Dios. (כב) En tus poblaciones lo comerás: el inmundo lo mismo que el limpio comerán de él, como de un corzo ó de un ciervo. (כג) Solamente que no comas su sangre: sobre la tierra la derramarás como agua. 



Deuteronomio Capítulo 16:1 - 17

LECTURA 7

(א) Guardaras el mes de Aviv, y harás pascua al Eterno tu Dios: porque en el mes de Aviv te sacó el Eterno tu Dios de Egipto de noche.  (ב) Y sacrificarás la pascua al Eterno tu Dios, de las ovejas y de las vacas, en el lugar que el Eterno escogiere para hacer habitar allí su nombre.

(ג) No comerás con ella leudo; siete días comerás con ella pan por leudar, pan de aflicción, porque apriesa saliste de tierra de Egipto: para que te acuerdes del día en que saliste de la tierra de Egipto todos los días de tu vida. (ד) Y no se dejará ver levadura contigo en todo tu término por siete días; y de la carne que matares á la tarde del primer día, no quedará hasta la mañana.

(ה) No podrás sacrificar la pascua en ninguna de tus ciudades, que el Eterno tu Dios te da; (ו) Sino en el lugar que el Eterno tu Dios escogiere para hacer habitar allí su nombre, sacrificarás la pascua por la tarde á puesta del sol, al tiempo que saliste de Egipto: (ז) Y la asarás y comerás en el lugar que el Eterno tu Dios hubiere escogido; y por la mañana te volverás y restituirás á tu morada. (ח) Seis días comerás ázimos, y el séptimo día será solemnidad al Eterno tu Dios: no harás obra en él. (ט) Siete semanas te contarás: desde que comenzare la hoz en las mieses comenzarás á contarte las siete semanas.  (י) Y harás el Festival de la solemnidad de las semanas al Eterno tu Dios: de la suficiencia voluntaria de tu mano será lo que dieres, según el Eterno tu Dios te hubiere bendecido.

(יא) Y te alegrarás delante del Eterno tu Dios, tú, y tu hijo, y tu hija, y tu siervo, y tu sierva, y el Levita que estuviere en tus ciudades, y el extranjero, y el huérfano, y la viuda, que estuvieren en medio de ti, en el lugar que el Eterno tu Dios hubiere escogido para hacer habitar allí su nombre. (יב) Y acuérdate que fuiste siervo en Egipto; por tanto guardarás y cumplirás estos estatutos.

(יג) El Festival de solemnidad de las cabañas harás por siete días, cuando hubieres hecho la cosecha de tu era y de tu lagar. (יד) Y te alegrarás en tus solemnidades, tú, y tu hijo, y tu hija, y tu siervo, y tu sierva, y el Levita, y el extranjero, y el huérfano, y la viuda, que están en tus poblaciones. (טו) Por siete días celebrarás la solemnidad al Eterno tu Dios en el lugar que el Eterno escogiere; porque te habrá bendecido el Eterno tu Dios en todos tus frutos, y en toda obra de tus manos, y estarás ciertamente alegre. 


(טז) Tres veces cada año aparecerá todo varón tuyo delante del Eterno tu Dios en el lugar que él escogiere: en la solemnidad de los ázimos, y en la solemnidad de las semanas, y  en  la  solemnidad de las cabañas. Y no parecerá vacío delante del Eterno:  (יז) Cada uno con el don de su mano, conforme á la bendición del Eterno tu Dios, que te hubiere dado.




MAFTIR RE’E

Maftir Ree - Devarim 16:16-17

(טז)  שָׁלוֹשׁ פְּעָמִים בַּשָּׁנָה יֵרָאֶה כָל-זְכוּרְךָ אֶת-פְּנֵי יְהוָה אֱלֹהֶיךָ, בַּמָּקוֹם אֲשֶׁר יִבְחָר--בְּחַג הַמַּצּוֹת וּבְחַג הַשָּׁבֻעוֹת, וּבְחַג הַסֻּכּוֹת; וְלֹא יֵרָאֶה אֶת-פְּנֵי יְהוָה, רֵיקָם. (יז)  אִישׁ, כְּמַתְּנַת יָדוֹ, כְּבִרְכַּת יְהוָה אֱלֹהֶיךָ, אֲשֶׁר נָתַן-לָךְ. 


(טז) Tres veces cada año aparecerá todo varón tuyo delante del Eterno tu Dios en el lugar que él escogiere: en la solemnidad de los ázimos, y en la solemnidad de las semanas, y en la solemnidad de las cabañas. Y no parecerá vacío delante del Eterno:    (יז) Cada uno con el don de su mano, conforme á la bendición del Eterno tu Dios, que te hubiere dado.


BENDICIONES PARA DESPUÉS DE LEER LA TORÁ

-

Después de leer o estudiar la Torá hay que acostumbrarse a bendecir el Eterno (HaShem)


En Hebreo


¡Barúj Atáh Adonai (Eterno), Eloheinu Meléj HaOlám, Asher Natán Lanú Et Torató. Torát Emét, Vejayei Olám Natá Betojeiunu. Barúj Atáh Adonai (Eterno), Notén HaTorá!


En Español


¡Bendito Eres Tú Eterno, Elohim Nuestro y Rey del universo, que nos ha entregado Su Torá, una Torá de Verdad, y que ha implantado en nuestro interior la vida eterna. Bendito Eres Tú Adonai (Eterno), dador de la Torá!



En esta Parashá hay 55 Mitzvot (mandamientos). Ésta contiene 17 mandamientos positivos y
38 mandamientos negativos.

1) Destruirás los ídolos y todos sus accesorios [Deut. 12:2]
2) No destruirás nada que contenga el nombre del Eterno tu Dios [Deut. 12:4]
3) Traerás todos tus votos y ofrendas voluntarias al Templo [Deut. 12:5-6]
4) No ofrecerás sacrificios fuera del Templo [Deut. 12:13]
5) Sacrificarás solamente en el Templo [Deut. 12:14]
6) Has de redimir los animales dedicados con defectos que los descalifican [Deut. 12:15]
7) No comerás el segundo diezmo fuera de Jerusalem. [Deut. 12:17]
8) No beberás el segundo diezmo del vino fuera de Jerusalem [Deut 12:17]
9) No comerás el segundo diezmo de aceite fuera de Jerusalem.[Deut. 12:17]
10) Los Kohanim no deben comer los primerizos sin defectos fuera de Jerusalem [Deut. 12:17]
11) Los Kohanim no deben comer carnes de sacrificios fuera del Templo [Deut. 12:17]
12) No comerás la carne de los sacrificios quemados [Deut. 12:17]
13) No comerás la carne de sacrificios menores antes de salpicar las sangre sobre el altar [Deut. 12:17]
14) Los Kohanim no deben comer primicias antes de ponerlos en el suelo del Santuario [Deut. 12:17]
15) No dejarás de alegrarte con los Levitas, y darles regalos [Deut. 12:19]
16) Hay que hacer el ritual de la Shejitá antes de poder consumir la carne [Deut. 12:21]
17) No comerás partes de ningún animal aún vivo [Deut. 12:23]
19) Hay que traer todos los sacrificios de lugares lejanos al Templo[Deut. 12:26]
20) No se le añadirás ni le quitarás ningun mandamiento a la Torá, escrita ni oral [Deut. 13:1]
21 No se le eliminarán partes a ningún mandamiento [Deut. 13:1]
22) No escucharás a los falsos profetas [Deut 13:4]
23) No amarás al que trata de alejarnos de la Torá [Deut. 13:9]
24) No dejarás de odiar al que trata de alejarnos de la Torá [Deut. 13:9]
25) No se salvará al que enseña la idolatría [Deut. 13:9]
26) No se abogará en defensa del Idolatra [Deut. 13:9]
27) No dejaras de condenar al que predica o enseña la idolatría [Deut. 13:9]
28) No atraerás fuera de la Torá a ningún Judío [Deut. 13:12]
29) Hay que investigar e interrogar cuidadosamente a los testigos [Deut. 13:15]
30) Hay que destruir y quemar una ciudad donde todos son idólatras [Deut. 13:17]
31) No reconstruirás una ciudad destruida por idolatría [Deut. 13:17]
32) No te aprovecharás de los bienes de una ciudad destruida por idolatría [Deut. 13:17]
33) No te mutilarás en tu duelo [Deut. 14:1]
34) No te harás calvo en tu duelo [Deut. 14:1]
35) No comerás los sacrificios que han sido dañados o
con defectos [Deut. 14:3]
36) Hay que examinar las aves para asegurarse de que
son aptos para su consumo o sea Casher[Deut. 14:11]
37) No comerás insectos que no son Casher [Deut. 14:19]
38) No comerás la carne de un animal hallado muerto [Deut. 14:21]
39) Apartarás el segundo diezmo (Ma'aser Sheni)[Deut. 14:22]
40) Apartarás el diezmo de los pobres [14:28]
41) No presionarás al deudor después del año de la Shemitá [Deut.15:2]
42) Presionarás solamente al idólatra para que pague su deuda [15:3]
43) Perdonarás todo préstamo en el séptimo año [Deut. 15:2]
44) No dejarás de darle Tsedaká al pobre [Deut. 15:7]
45) Le darás siempre al Pobre [15:8]
46) No dejarás de prestarle al hermano aunque esté cerca el año séptimo [Deut. 15:9]
47) No despedirás al siervo Judío con las manos vaciás [Deut. 15:16]
48) Le darás regalos al siervo Judío al despedirlo [Deut. 15:14]
49) No usarás los animales consagrados para laborar [15:19]
50) No cortarás la lana del animal consagrado [Deut. 15:19]
51) No comerás Jamets (levadura) en la tarde del 14 de Nisan/Aviv [Deut. 16:3]
52) No dejarás trasnochar la carne de la Pascua hasta 16 del mes [Deut. 16:4]
53) No ofrecerás la pascua sobre un altar provisional [Deut. 16:5]
54) Hay que regocijarse en los Festivales solemnes [Deut. 16:14]
55) Hay que peregrinar hacia Jerusalem para Pesaj (la Pascua),
Shavuot (fiestas de las semanas), y para Sukot [Deut. 16:16]
56) No te presentarás al templo con las manos vacías en tu peregrinación [Deut. 16:16]

HAFTARAT RE’E


BENDICIÓN PARA LA HAFTARÁ

Antes de leer la Haftará también, el lector o el estudiante ha de decir esta bendición:





Isaías 54:11-55:5


(יא) Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré. (יב) Tus ventanas pondré de piedras preciosas, tus puertas de piedras de carbunclo, y todo tu término de piedras de buen gusto. 


(יג) Y todos tus hijos serán enseñados del Eterno; y multiplicará la paz de tus hijos. (יד) Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión, porque no temerás; y de temor, porque no se acercará á ti.


(טו) Si alguno conspirare contra ti, será sin mí: el que contra ti conspirare, delante de ti caerá.  (טז) He aquí que yo creé al herrero que sopla las ascuas en el fuego, y que saca la herramienta para su obra; y yo he creado al destruidor para destruir. (יז) Toda arma fabricada contra ti, no funcionará; y tú condenarás toda lengua que se levantare contra ti en juicio. Esta es la heredad de los siervos del Eterno, y su justicia de por mí, dijo el Eterno.  (Isaías 55:1-5)


(א) A TODOS los sedientos: Vengan a las aguas; y los que no tienen dinero, vengan, compren, y coman. Vengan, compren, sin dinero y sin precio, vino y leche.  (ב) ¿Por qué gastan el dinero en lo que es pan, y su trabajo en lo que harta? Oiganme atentamente, y coman del bien, y que se deleite su alma con grosura. 


(ג) Inclinen sus oídos, y vengan a mí; oigan, y vivirá su alma; y haré con ustedes pacto eterno, las misericordias firmes a David. (ד) He aquí, que yo lo dí por testigo á los pueblos, por jefe y por maestro á las naciones. (ה)  He aquí, llamarás á gente que no conociste, y gentes que no te conocieron correrán á ti; por causa del Eterno tu Dios, y del Santo de Israel que te ha honrado.





BENDICIÓN PARA DESPUÉS DE LA HAFTARÁ

-

Después de leer la Haftará, el lector o estudiante de la Haftará debe recitar la siguiente bendición:






¿Qué es lo que la Parashá quiere que veamos? La respuesta está en la metáfora de la siguiente historia.
-
ASÍ ES EL DISCURRIR DEL MUNDO

Cuatro sastres estafadores y un revendedor de ropa se atrevieron a hacer caminar desnudo a un rey. Ellos vinieron a un rey tonto. Llegaron a la corte del rey tonto y le hicieron la pregunta siguiente:  ¿Qué tipo de traje lleva puesto? Nosotros tenemos una bata de seda de color cobre para el rey de nuestra nación. En comparación con nuestro rey, usted parece uno de sus sirvientes con la vestidura que lleva puesto. Los estafadores después le advierten al rey de que la tela de seda no es visible para una persona de bajo conocimiento.

El rey que ya se preocupaba mucho por su vestuario. Esta oportunidad le pareció inmediatamente muy grata. Y así después de haber despertado interés en el rey, siguieron explicándole de que ellos habían logrado fabricar con esa seda milagrosa, la tela más suave y delicada que se pudiera imaginar en todo el mundo. Además, agregaron ellos, esta prenda, tiene la especial capacidad de ser invisible para cualquier estúpido o incapaz para su cargo. Por supuesto, no había ninguna prenda, sino que los pícaros hacían lucir que trabajaban en la ropa fina, pero estos se quedaban con los ricos materiales que solicitaban para tal fin.

Sintiéndose algo nervioso acerca de si, el rey, pensando sería que soy tan estúpido que ni yo mismo soy capaz de ver la prenda. Entonces el rey envió primero a dos de sus hombres de confianza a verla, antes de aceptarla. Evidentemente, ninguno de los dos admitió que era incapaz de ver la prenda para no parecer estúpido a ojos de su compañero, en vez ellos comenzaron a alabar a la misma, fingiendo poderla ver. Muy pronto toda la ciudad había oído hablar del fabuloso traje y estaba deseando comprobar cuán estúpido era su vecino.

Y al momento de lucir su nueva prenda, los estafadores fingieron ayudarle al rey a ponerse la inexistente prenda y el rey salió con ella en un desfile, sin admitir que era demasiado inepto o estúpido como para poder verla. Toda la gente del pueblo alabó enfáticamente el traje, temerosos de que sus vecinos se dieran cuenta de que no podían verlo, hasta que un niño le preguntó a su madre en voz alta:

¿Mami, por qué va desnudo el rey?”

La gente empezó a susurrar la frase hasta que toda la multitud gritó que el rey iba desnudo. El rey lo oyó y supo que tenían razón, pero levantó la cabeza y terminó el desfile. Al final el rey emitió un decreto para vengarse de su humillación, diciendo que toda la nación tiene que usar ese traje cada domingo; además de haber eliminado a los estafadores.

_______________
Entonces, no hay que buscarle la quinta pata al gato, es muy obvio lo que el Eterno quiere que veamos; simplemente que el que obedece a la Torá es bendecido y el que desobedece es maldecido por no decir maldito.

Esta historia de un chiquillo destrozando las pretensiones de un rey. Es una  metáfora indicando la situación religiosa en este mundo, en la que millones de personas deciden de común acuerdo compartir una ignorancia colectiva de un hecho obvio, aun cuando individualmente reconozcan lo absurdo de la situación. Todo el mundo sabe que es imposible contar 3 días del anochecer del viernes santo al domingo por la madrugada, pero todos lo siguen creyendo. Todos pueden verificar por sí mismo de que Roma destruyó al país de los Judíos y trató de destruir la religión judía eliminando los mandamientos por lo que llaman nuevo pacto. Pero todos prefieren seguir creyendo todo lo que Roma les inculcó por la fuerza, una mezcla de fábulas que ya existían mas de 1600 años antes del reino romano. En realidad hoy esa verdad está en la mayoría de las universidades y en el mundo ateo, pero quién puede luchar contra la ignorancia colectiva existente desde hace casi dos mil años. El que desea salirse de la ignorancia solo debe leer sobre Mitra, y la verdad sobre una ciudad llamada Nazaret que fue fundada más de 400 años después de la destrucción de Israel por los romanos. Esa ciudad no existía para soportar las historias de la religión romana (cristiana).



El Próximo Cuestionario Fue Preparado en las Instituciones de Ohr Somayaj en Jerusalem, Israel.

Todas las referencias son a los versos y al comentario de Rashi, a menos que se indique lo contrario.


Q&A PARASHAT RE'EH

1 ¿Cuáles fueron los lugares designados para que la gente pronunciara las "bendiciones y maldiciones"? 11:26 - Monte. Gerizim y el monte. Eval, respectivamente. ¿En qué condición recibirá Bnei Yisrael las bendiciones de Hashem? 11:27 - Con la condición de que escuchen los mandamientos de Hashem. ¿Por qué la Torá usa la idolatría como ejemplo al describir a alguien que se desvía del camino que ordenó Hashem? 11:28 - Porque aquellos que adoran ídolos son considerados como si se hubieran desviado de toda la Torá. ¿Cuál sería la señal para el pueblo judío de que heredaría la Tierra? 11:31 - Los milagros que ocurrirían al cruzar el río Jordán. Durante los 14 años de la conquista y división de la Tierra, ¿qué tipos de ofrendas se permitieron en los altares privados? 12: 8 - Ofrendas de votos u ofrendas voluntarias. ¿Qué se debe hacer con los animales consagrados que desarrollan una imperfección? 12:15 - Deben ser redimidos y luego pueden ser comidos. ¿De qué manera un animal consagrado que desarrolla una imperfección retiene un grado de kedusha (santidad) incluso después de haber sido redimido? 12:15 - Está permitido comerlo, pero se prohíbe el uso de su leche o vellón. ¿Por qué no se le permitió a la tribu de Yehuda conquistar Jerusalén? 12:17 - Cuando Avraham compró ma'arat hamachpelah, hizo un pacto de paz con los hititas que lo vendieron. Sus descendientes honraron este pacto con respecto a los descendientes hititas en Jerusalén. En versos consecutivos, la Torá repite la prohibición de comer sangre. ¿A qué dos tipos de sangre se hace referencia? 12: 24-25 - Sangre que se filtra lentamente por la incisión tan pronto como se hace el corte y nuevamente después de que ya no brota. Sangre absorbida por las extremidades del animal. ¿Por qué se permitió al pueblo judío ver el exterminio de los cananeos? 12:30 - Aprender a no seguir sus caminos depravados. ¿Qué formas de adoración de ídolos se castigan con la muerte? 12:30 - Degollar o quemar un sacrificio en un altar, verter libaciones, postrarse y cualquier forma normal de adorar a ese ídolo. Si una persona realiza milagros en nombre de Hashem y luego dice que las leyes de la Torá han sido revisadas, ¿qué se le hace a esta persona? 13: 2-6 - Se le da muerte. La Torá dice, "a Él (Hashem) te unirás". ¿Cómo se cumple este mandato? 13: 5 - Uno debe emular las acciones de Hashem realizando buenas obras, ayudando a enterrar a los muertos y visitando a los enfermos. El juicio de una persona acusada de alentar a otros a adorar ídolos difiere del juicio de otros casos capitales. ¿Cómo? 13:10 - Si fue absuelto y surge nueva información de naturaleza condenatoria, se lo vuelve a juzgar. Si fue declarado culpable, no se lo devuelve a la corte para que se declare a su favor. ¿Quién tiene la responsabilidad principal de infligir el castigo a quien trató de tentar a otros a adorar ídolos? 13:10 - La persona a quien el culpable intentó tentar. ¿Cuál es la "fuente" de que el pueblo judío sea un am kadosh (nación santa)? 14: 2 - La kedushá se hereda del avot. ¿Cómo debería el pueblo judío mantenerse como un am kadosh? 14:21 - Evitando excesos incluso en asuntos permitidos. ¿Cuál es el orden de prioridad con respecto a a quién se debe dar caridad? 15: 7 - El más necesitado, un hermano del padre de uno, un hermano de la madre de uno, el pobre de la ciudad de uno, el pobre de otra ciudad. ¿Qué mitzvá recuerda el éxodo de Egipto? 16: 3 - Comer el korban pesaj y la matzá en la noche de Pesaj. ¿Cuáles cuatro personas están bajo la "protección especial" de Hashem? 16:10 - Leví, convertido, huérfano y viuda.


ALGO ANDA MAL








RAICES SEFARADIES DOM


RETOUR AUX RACINES SEPHARADES


H’ Ehad



___________

        ה' אחד

Share:

YESH GEZEROT KASHOT

Kibutz Galuyot


Y todos vagarán por el aire y volarán como águilas de regreso y todo esto a la vista de la gente del Kibutz Galuiot (La reunión de Judíos de todo el mundo).

Muchos vendrán por botes

Yolas y lanchas

Barcos de velas



SHUVU BANIM SHOVAVIM

Consejos - Advice

Traducción de Etzot Ha'Najal, un compendio de consejos extraídos de las enseñanzas del rabino Eliezer Berland, shlita, sobre Likutey Moharan. Esta semana, estamos tocamos el tema de los Tzadikim. SEE... CONSEJOS